El jueves 15 de octubre nos acompañó el narrador Pep Bruno. Con más de veinte años de experiencia este contador profesional embelesó a los alumnos de tercero y cuarto de ESO con dos espectaculares historias de su repertorio: La casa del forestal y La Cándida y el Molino Viejo. Ambientadas en el ámbito rural, hicieron las delicias de los presentes con algún que otro susto incluido.

  Tras la actividad realizada en la biblioteca del centro, el cuentista fue entrevistado en el programa Alfares al día donde nos habló de su profesión, de sus viajes narrando historias y de la importancia de la oralidad en la educación. Un placer inmenso en torno a la palabra.

 

  Enlace al programa: http://iesotorrejoncillo.juntaextremadura.net/radioalfares/

foto pep bruo 1

foto pep bruno

   A continuación se muestran varias opiniones:

   Nunca pensé que un contador de cuentos pudiera tener la fluidez y la destreza con la que Pep Bruno supo c guiar su historia según nuestras reaciones y como un cuento que en realidad era un historia de miedo nos la mostró de una forma divertida, en mi opinión Pep Bruno es un hombre increíble.

   Gloria Fuhui Gil, 3ºA

  

Pep Bruno es una persona agradable y simpática, una persona que da lo máximo de sí mismo y muy curiosa, sabe gesticular y expresarse muy bien cuando está contando un cuento; hace que la gente que lo escucha se meta más en la historia.

   Pablo Granado, 3ºA

 

   El cuentacuentos estuvo genial, todos los que le escuchamos no pudimos aguantar la risa. Pep Bruno, que así se llama, es muy alegre y no tardó en demostrarlo y contagiarnos a todos esa alegría. Fue capaz de engatusarnos a todos con su historia.
Pep quiso enseñarnos una gran lección con el cuento, enseñanza que todos debemos aprender: los cuentacuentos no siempre son para niños.

   María Díaz Carballeda 4º

   Animo a todos los adolescentes a que escuchen al cuenta cuentos porque es súper divertido, sabe como animar a la gente joven con sus ocurrentes historias que supuestamente el ha vivido. Está muy bien, ¡animaros! 

Cristina González Arroyo, 4ºA